Esta noche te necesito más que ayer.

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

Seguidores

miércoles, diciembre 29, 2010

Abraham Cáceres, le quiero. ♥

Después de tanto tiempo, de todo lo que hemos pasado, yo creo que era hora de escribirle a un amigo, a un A M I G O, de esos que se pueden poner en mayúsulas y con las 5 letras que compone la palabra. Hace ya un tiempo que te conocí y parece que fue ayer mismo cuando te ví tan pequeño y tan bueno con todo el mundo y ahora eres un niño, mejor dicho, un hombre, porque has crecido y mucho y cada vez que hecho la vista atrás y pienso que no has cambiado nada, solo unos centímetros, con lo pequeño eras, y sí, ahora ese cambio ha sido para mejor y eso no lo puede discutir nadie porque desde que ví que veias algo raro en mí me lo decias o a cualquier persona y eso es lo que más me gusta de tí, eres una persona muy importante para mí porque no se lo que haría si todos esos momentos en los que he estado llorando, riendo, mosqueada por cualquier cosa, siempre has estado ahí para ayudarme y eso nunca lo habían echo muy pocas personas por mí y te lo agradezco muchísimo. A él le conocí el 23 de mayo, le conocía de vista sí, pero empezamos a hablar, y vimos que eramos muy parecidos, teníamos el mismo aire de locura, las mismas ideas y teníamos objetivos muy parecidos en la vida. Lo primero que hicimos fue empezar a hablar por un mensaje privado en el tuenti, me acuerdo que el primero lo escribió él, fue una carita feliz y todas las paranoias que nos hemos montado en él (ático, Miner y sus cortinas, aruqssaes,etc.) con únicas e insustituibles. Después todos sabemos que la vida es muy jodida, y tú viste como una de tus mejores amigas se marchaba a cientos de kilómetros y tú no podias hacer nada, esa noche pusimos la videollamada como siempre y aunque me tuve que pasar horas haciendo el tonto para animarme lo conseguí gracias al hombre que le 'quitó' la nariz a un niño chino. En fin, que después de todo lo que hemos pasado, yo te tengo que dar las gracias, pero que digo gracias, si todo lo que has echo no se resume en una palabra, se demuestra con echos, y al igual que yo estuve a tu lado cuando lo necesité, tú también me ayudaste con lo mio, con todas mis rayaduras de cabeza y con todos mis malos momentos. Por eso gracias, amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario